Protección de cultivos frente a la fauna

Protección de cultivos frente a la fauna

Hoy en día es necesaria una protección de cultivos frente a la presión de especies “salvajes” de origen más o menos natural (jabalíes, ciervos o gamos a veces han sido introducidos en su momento para su aprovechamiento Cinegético)

Estas especies han hecho que el ejercicio de la agricultura llegue incluso a no ser viable en zonas de nuestro país por lo daños que la fauna infringe al mismo.

Si tenemos un problema de daños por fauna en cultivo tenemos un grave problema y no tiene fácil solución por lo que debemos seguir un plan de trabajo con una combinación de varias estratégias que nos permitirán reducir e incluso eliminar los daños en el cultivo.

Plan de trabajo previo a la Protección de cultivos:

  •          Identificar bien el problema, especie causante y cultivo afectado.

No es lo mismo que el problema de un campo de girasol  sea que se lo coman ciervos,  aves, o una combinación de ambas. Este punto es el más importante ya que identificando bien el problema estaremos más cerca de la solución.

  •       Estrategia a utilizar: Normalmente no hay una estrategia única y puede ser positiva la combinación de varias de ellas. Hay distintos tipos para la protección de cultivos frente a la fauna . Cualquiera que funcione (respetando el medio ambiente (plantas y animales) y a las personas) es tan válida como los que citamos en nuestro artículo.
  •       Implantación de la solución/soluciones, observación de los resultado y modificación de la estrategia en función de los mismos.

 

Estrategias principales de Protección de cultivos:

  1.      Cambio de cultivo:

    Puede parecer que no es una solución pero muchas veces es la mejor, si los daños de la fauna se ciñen a un tipo de cultivo, quizá la mejor solución sea no cultivarlo y optar por otras especies de rentabilidad parecida para el agricultor, si las hay (si no no es válida). Puede ser que tengamos una afección muy grande por aves (pájaros del campo) a un campo de Girasol (suele ser motivado por una pequeña plantación de Girasol en una gran extensión dedicada a cereal de invierno) con lo que se focaliza mucho el punto de “alimentación” para lo pájaros. Podemos invertir lo que queramos en repelente, ahuyentadores, etc… pero la solución más efectiva y económica será sembrar cereal de invierno como nuestros vecinos, o esperar a que aumente la superficie de Girasol en la zona y se reparta el daño “equitativamente”.

  2. Ahuyentar:

    Otra estratégia que suele tener buenos resultados sobre todo cuando la superficie a proteger es pequeña (hasta 1 Hectárea) es la de ahuyentar bien por medios de sonido o por imitación de depredadores a las especies que causan daños de fauna a nuestros cultivos. Dos son las estratégias principales, cañon espantapájaros que hacen alternativamente estallidos o “bombazos” de ruido atronador que suele asustar a todo tipo de fauna Cinegética. Su efectividad aumenta si se monta en un trípode que cambia el sentido hacia donde va el ruido de forma aleatoria para que parezca que es un humano (cazador) quien lo hace.

    También existen la reproducción e sonidos de depredadores mediante altavoces. Suele ser efectivo si tenemos muy bien identificada la especie causante del daño y el depredador en cuestión causa “pavor animal” en la especie objeto de nuestro “ataque”. Hay que procurar que estos sonidos sean de forma aleatoria en tiempo, forma y sonido para evitar que los animales causantes del daño al cultivo se acostumbren. Existen en el mercado equipos que emiten sonidos en longitudes de onda inaudibles por los humanos lo que favorece que no molestemos a otros vecinos.

  3. Imitación:

    Pájaro espantapájaros
    Pájaro espantapájaros

    La más clásica y reconocida por todos el espantapájaros con forma humana de más o menos “diseño” que suele tener buen rendimiento en pequeños huertos o zonas a proteger, pero con el tiempo los animales se acostumbran a él y deja de ser efectivo. Tiene mejor rendimiento las “cometa pájaro” que suele ir conectada a un mástil y realizan vuelos aleatorios con el viento imitando la forma de un depredador normalmente. Si no hace viento no se mueve y tiene poca efectividad.

    Proteger:

    Que consiste principalmente en evitar la entrada mediante barreras mecánicas de la fauna a nuestra parcela. Suele ser la mejor opción pero también la más cara ya que requiere de costosas vallas o cercas eléctricas que evitan que la fauna entre.

    Hay que tener cuidado cuando instalamos el cercado ya que si se instala tarde puede pasar que nos de dejemos al “intruso” en el interior. Parece broma pero pasa alguna vez. La más clásica es la valla metálica que evita mediante un trenzado de alambre galvanizado físicamente que la especie Cinegética que nos causa el daño entre a nuestra parcela. Suele ser muy efectiva pero también es la más cara sobre todo en parcelas pequeñas o de formas irregulares.

    En casos extremos de daños y/o de valor del cultivo se pueden combinar las dos la valla metálica fija y un cercado perimetral electrificado tanto en la parte de abajo como en la superior de la vaya metálica lo que aumenta exponencialmente la efectividad del sistema, pero también aumenta el precio.

    Una alternativa más económica para la protección de cultivos es la instalación de una cerca eléctrica mediante un Pastor eléctrico y un sistema de hilo electrificado que da una descarga al animal que intenta entrar (igual que hace con las vacas cuando intentan salir de la parcela). La descarga es inocua para el animal y para los humanos pero si molesta. Es una solución muy recomendable, pero en función de la especie que nos cause el daño hay que montar el cercado y la conexión e los cables de una forma u otra. Es interesante montarlo de forma preventiva, incluso antes de la implantación del cultivo ya que una vez que los animales han localizado el alimento una pequeña descarga les compensa frente a tan precioso manjar. Si por el contrario montamos y conectamos el cercado en enero para una plantación de maíz que se implantará en abril la fauna salvaje tiene el recuerdo de que en aquella zona le dan descarga y no tiene beneficios y ya no se acercarán por la zona.

  4. Repelentes:

    Repelente de semillas para jabalíes
    Repelente de semillas

    Una vez que el animal esta en nuestra parcela (quizá traspasando un vallado perimetral muchas veces mal realizado) otra estrategia es repeler a ese animal mediante productos que cuando el animal coma nuestro cultivo le cause tan mal sabor que no pueda comérselo y desista de realizar más daño. La protección de cultivos que mejor funciona bajo nuestra experiencia es el repelente de semillas para jabalíes  . El jabalí suele comerse la semilla de maíz recién sembrada antes de que germine siendo el daño mucho menor que cuando ha germinado. El repelente es un producto que está realizado a partir de extractos naturales de plantas principalmente picantes a partir de cayenas y otras especias, por lo que es inocuo a la salud tanto de la fauna como de los humanos.

    El repelente se aplica a la semilla el día antes de sembrar para que haga un buen recubrimiento y luego se siembra normalmente.Es conveniente utilizar mascarilla u otro sistema de protección para evitar que el producto produzca picores en el operador.El repelente protege el cultivo en el estado de semilla, una vez la planta ha germinado la protección ya no es efectiva.

    Es un método efectivo para cultivos como maíz o girasol ya que tiene una dosis se utiliza para unos 25 kg de semilla que es aproximadamente una Hectárea de cultivo. En cultivos como el cereal de invierno con dosis de siembra cercanas a los 200kg/ha puede resultar inviable su aplicación técnica-económicaEs valido  y efectivo frente a mamíferos (jabalíes, ciervos, etc…) y frente a aves ( gorriones, picarazas, etc…)Existen también repelentes para aplicar sobre los cultivos en la parte foliar que se aplica mediante pulverizadores bien manuales o accionados mediante tractor.Como la superficie foliar es muy grande en un cultivo herbáceo una protección total solo será posible en cultivos con alto valor económico.En cultivos herbáceos extensivos (girasol, cereal, etc…) se suele aplicar en una banda exterior de la parcela (a modo de “vaya de repelente”) en la parte exterior de la parcela para que si el animal empieza a comer hojas no le den buen sabor y no siga adentrándose en la parcela.Se puede utilizar en cultivos arbóreos o semi arbóreos sobre todo para proteger a la plantas en estado de implantación cuando son más susceptibles al ataque de animales por la falta de altura del plantón durante 1-2 o más años en función de la especie, en cultivos como la vid puede ser interesante aplicarlo todos los años en el periodo germinación de la planta cuando los brotes son más apetecibles para la fauna Cinegética.

 

A modo de resumen decir que no hay una solución única para la protección de cultivos de los daños de la fauna cinegética y muchas veces la mejor solución es una combinación de ambas.

Por ejemplo para proteger el maíz de los jabalíes la mejor solución suele ser (siempre que se pueda) montar en Enero o Febrero (meses antes de la siembra) un cercado eléctrico a modo disuasorio y luego realizar la siembra con la semilla recubierta por repelente, para que si tenemos una entrada de animales no sea de su agrado el alimento que encuentran.

Como hemos comentado al principio lo primero es tener claro que especie es la principal causante del daño y tener claro que no hay reglas básica y que si la presión Cinegética es muy fuerte (una plantación de maíz en mitad de un monte lleno de jabalíes y ciervos) no habrá sistema que proteja de forma eficiente el cultivo y solo el cambio de cultivo y/o el vallado fijo combinado con cercado eléctrico va a tener buenos resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *